No somos adivinos, pero nos podemos imaginar que si has llegado hasta aquí estás en medio de una mala racha de apuestas de fútbol (o de lo que sea) y necesitas saber YA cómo salir de ella. Vamos a calmarnos porque salir vas a salir y te podemos asegurar que con los consejos que te traemos saldrás muy rápido de esta mala racha, más rápido que lo que tardaría Ronaldinho en salir de una fiesta sin barra libre. 

A todo el mundo le pasa


Sí amigo, lo primero no te sientas más tonto que el creador de peines para calvos por estar en medio de una mala racha. Todos los que apostamos habitualmente (si, el redactor de este artículo también) hemos pasado por una, o varias, malas rachas de apuestas así que lo primero que tienes que hacer es aceptar que es parte del juego. Es pura estadística y si quieres ganar dinerito apostando a fútbol  tienes que asumir que las malas rachas van a suceder en algún momento. 

Mantén la calma


Porque si entras en modo pánico ya te avisamos que los nervios solo te van a ayudar a hundirte más rápido que la carrera musical de Kiko Rivera. Hazte un favor a ti, y a tu bolsillo, y relájate. Cuanta hasta 100, da un paseo por la playa, descarga tu ira en twitter o haz lo que sea que hagas para tranquilizarte. Porque si estás nervioso se te nublará el juicio, no podrás tomar buenas decisiones y, en consecuencia, no pararás de perder y perder. 

Olvídate de recuperar lo que has perdido


Sentimos ser nosotros en decírtelo pero no vas a recuperar lo perdido, o por lo menos nos lo vas a recuperar ya. Si te ciegas en querer recuperar todo tan rápido como lo has perdido ya te avisamos que estás más cerca de volver a perderlo que de ganarlo. Por lo que más quieras céntrate en salir de la mala racha y haz apuestas lo más seguras posibles, necesitas salir del agujero y para ello tienes que ganar varias apuestas seguidas que, aunque te den poco dinero, te darán mucha confianza. Y ya te aseguramos que ahora mismo necesitas más la confianza que una botella de agua un domingo de agosto de resaca. 

Analiza todas tus apuestas


Nos imaginamos que no quieres volver a vivir una mala racha en tu vida y la única manera para intentar que no se vuelva a repetir es aprender de tus errores. Por eso, una vez la mala racha haya pasado, analiza qué es lo que has hecho mal. ¿Te precipitaste?, ¿no calculaste tu stake?, ¿te dejaste llevar por tus instintos?, ¿apostaste por tu equipo?, ¿no revisaste todas las estadísticas?... Las causas pueden ser infinitas, el tema es saber localizarlas para no volver a liarla y así evitar la próxima mala racha como evitas las botellas de agua en una boda.  

Conclusión:

Las malas rachas son algo muy normal si apuestas habitualmente y no hay que hacer un drama. Al final es pura estadística y es probable que pilles un bache de derrotas, tú solo mantén la calma y piensa que si estás en medio de un mala racha más cerca estás de que llegue una buena.