Lo sabemos, puede que estemos ante una de las peores sensaciones que vas a vivir en algún momento (si no has vivido ya) cuando empieces a apostar de manera recurrente. Sí amigos, nos referimos a perder una apuesta deportiva, que ya casi teníamos ganada, en la última jugada del partido. Para que una mala experiencia no te amargue la existencia aquí te traemos unos prácticos consejos para superarlo. 

No cantes victoria antes de tiempo 


Esto es un consejo básico de la vida, pero que en el mundo de las apuestas más te vale tatuártelo a fuego en el cerebro si no quieres sufrir lo que no está escrito. En el fútbol en un minuto puede cambiar todo, así que más te vale no ponerte a celebrar nada antes de que el árbitro pite el final del partido. Porque como la cosa se tuerza en el último instante la caída va a ser más dolorosa que encerrarte descalzo en una habitación a oscuras plagada de piezas de Lego. 

No te tortures 


Que sí, que es una mierda muy grande perder una apuesta en el último minuto, pero tampoco hace falta sacar el látigo del armario y fustigarte con él durante todo el mes. Podemos entender que la cosa te duela unos minutos, pero tampoco te puedes amargar por haber perdido una apuesta que veías ganada.  
 

Que mejor manera que superar el dolor que registrándote en Codere para disfrutar su triple bono ¡Hasta 350€!

Saca la rabia 


La rabia es como los gases, mejor fuera que dentro
. Así que por favor, si estás frustrado por la derrota eso no se puede quedar así.  Grita, salta, desata tu ira en twitter, rompe algo o haz lo que creas necesario para soltar esa rabia que se ha quedado acumulada. 

Las apuestas son así


Es algo que tienes que asumir cuanto antes. Esto es un juego y en los juegos a veces se gana y a veces se pierde y esta vez te ha tocado perder de la manera más dura posible. Así que por favor, intenta ser más optimista que un testigo de Jehová que sigue llamando de puerta en puerta aunque no le abran ni una. Tú solo piensa que si esta vez has perdido en el último minuto cada vez estás más cerca de ganar en el último minuto. 

Supéralo o retírate 


Si después de todo esto no eres capaz de superar una dolorosa derrota más te vale dejar de apostar cuanto antes. Porque, no queríamos decírtelo nosotros, pero esto va a volver a pasar y cuanto más juegues  más posibilidades tienes de que siga ocurriendo. Así que hazte un favor, si ves que perder una apuestas en el último minuto te amarga la existencia mejor no apuestes. Vale que estamos aquí para ganar dinerito, pero no a cualquier precio. Apostar es como una montaña rusa, solo te tienes que montar si lo pasas bien, si ya sabes que sufres es mejor no hacerlo. 

Conclusión:

Si estás dispuesto a gozarlo muy fuerte cuando ganes una apuesta en el último minuto también tienes que estas dispuesto a perderla en la última jugada del partido. Que sí, que es una mierda, pero tampoco es el fin del mundo y seguro que la próxima das el pelotazo. Pero si quieres dar el pelotazo más te vale revisar las estadísticas de los partidos en Marcadores.com, las posibilidades aumentan y mucho.