Real Madrid y Kashima Antlers están a pocas horas de disputar la final de Mundial de Clubes 2016. El cuadro dirigido por Zinedine Zidane buscará su segundo título, quinto a nivel intercontinental, frente al anfitrión del torneo, primer equipo asiático en llegar a la gran final. Mientras que los merengues todavía acusan el jet-lag, algo que ya afectó a su juego frente al América de México, el cuadro nipón llega mucho más rodado después de haber batido a Auckland, Sundowns y Atlético Nacional.

Sergio Ramos está listo y será titular

Zinedine Zidane contará con todos los jugadores que han viajado a Japón tras confirmarse la recuperación de Sergio Ramos. El camero volverá al centro de la defensa y formará junto a Raphael Varane, acompañados por Marcelo y Dani Carvajal. En cuanto al resto de jugadores, no se esperan variaciones respecto al partido de semifinales frente al América de México. Lucas Vázquez volverá a partir desde la banda derecha para aprovechar su velocidad y desborde y surtir balones a Benzema y Cristiano Ronaldo, que alternarán de nuevo la posición de nueve en una estrategia que parece haberse instaurado en el cuadro merengue.

En caso de conseguir la victoria, los de Zidane se harían con su segundo Mundial de Clubes, que supondría su quinto título a nivel global tras las tres Copas Intercontinentales conseguidas antes de la creación de este torneo. Además, el récord de partidos invicto aumentaría, y muy mal tienen que salir las cosas para que el Kashima Antlers rompa esa racha.

Nada que perder para el Kashima Antlers

El sorprendente cuadro japonés ha llegado a la gran final del Mundial de Clubes en calidad de anfitrión, y se ha convertido en el primer equipo asiático en llegar tan lejos. Sin jugadores de renombre, su juventud (la media es de 24 años) y capacidad de sacrificio serán sus puntos a favor, además de contar con el favor de la gran mayoría de los aficionados que presenciarán el encuentro en las gradas del Nissan Stadium.

En teoría, el Kashima es muy inferior al Real Madrid, y es que solo tres jugadores de su plantilla han probado suerte en Europa, pero el nivel de exigencia es máximo. Jugadores y entrenador consideran esta oportunidad como única para el crecimiento del equipo tanto a nivel deportivo como económico, algo que se puede sacar de las declaraciones realizadas en la previa del partido. Veremos si consiguen sorprender al campeón de Europa y, de esa forma, romper la estadística que marca a los equipos europeos y sudamericanos como únicos ganadores de esta competición, además de dar una campanada que resonaría en todo el mundo.

Puedes seguir el minuto a minuto de la final del Mundial de Clubes a través de este enlace.

Real Madrid - Kashima Antlers